El Cuatro venezolano y sus orígenes

Etiquetas: #CuatroVenezolano , #MúsicaVenezolana , #SonidosVenezuela , #VenezuelaEnMadrid

 

Las investigaciones dedicadas al estudio de los antecedentes del cuatro venezolano señalan que los primeros de estos instrumentos podían ser de forma ovoidal y cuadrados, tal como se observan en grabados iraníes y cretenses, y en los encontrados en Egipto en el año 3.000 A.C derivados de otros de origen caldeo-asirio. Historiadores y musicólogos coinciden en que el origen más claro se sitúa en el siglo XVI durante el renacimiento, en la guitarra renacentista, esta se describe como un instrumento pequeño con cuatro órdenes de cuerdas, mástil y caja de resonancia.

Con el paso del tiempo desaparece el uso de la guitarra renacentista y resiste la vihuela de mano, un instrumento muy similar visto desde la organología, pero con mayores posibilidades de ejecución técnica al tener entre 3 ó 7 cuerdas dobles, predominando las de 4 y 6 cuerdas. La vihuela de mano fue ejecutada casi exclusivamente en la península ibérica (España y Portugal) en coexistencia con el laúd, instrumento de cuerda pulsada introducido por los árabes que influenció a los cordófonos existentes. Como rasgos distintivos se señala que la técnica* que se aplica en vihuela de mano o guitarra de cuatro cuerdas como también se le denominó da como resultado la llamada música golpeada o rasqueada, y que su uso se asocia a la gente común para entonar cantos populares.

Las principales fuentes usadas en las investigaciones fueron los inventarios de los instrumentos de las casas reales españolas, las nóminas de los músicos, los inventarios de las embarcaciones con destino al continente americano y los testimonios de los personajes de la época.

Guitarra renacentista

Guitarra renacentista

En este contexto, entre los hechos históricos que determinan los orígenes del cuatro en Venezuela resalta la llegada del galeón andaluz de San Andrés procedente de Sevilla el 20 de abril de 1529 a la Ciudad de Nueva Cádiz en la Isla de Cubagua, ubicada al noreste de Venezuela. En su inventario se detalla que transportaba quince vihuelas exportadas por los comerciantes italianos Scipion Pechi, Juan Antonio Piccolomino y Luis Lapigna. La naturaleza multi-semántica de la palabra vihuela** y la fecha de arribó del San Andrés fueron indicios que estimularon a que los investigadores cuestionasen si los instrumentos que habían llegado a la costa de Venezuela eran guitarras renacentistas o vihuelas de mano. Un hallazgo que considerar es que se descubre que las vihuelas, guitarras y laúdes datan su existencia siglos antes del 1536 fecha en la que el Maestro Luis Millán publica el primer libro en España para Vihuelas de seis órdenes.

En este sentido, Battaglinni (2015), señala que en el poema del Libro del buen amor (1330 y 1343) de Arcipreste de Hita aparecen ilustradas la guitarra latina y moriscas y la vihuela de péñola y de arco, también, hace referencia a los estudios realizados por el musicólogo Higinio Anglés (1944) donde se menciona la vihuela. No obstantes, otros investigadores atenidos al rigor de la nota en el registro del inventario del San Andrés y tomando en cuenta el uso social de la vihuela aseguran que a las costas de Venezuela llegan vihuelas de seis ordenes destinada a los ricos comerciantes de la isla.

Se cree que a tierras venezolanas la guitarrilla renacentista o la vihuela de cuatro órdenes usada por la población de menor extracto económico llegan como parte del equipaje de los viajeros comunes (músicos) debido a la facilidad para ser transportadas. Lo anterior hace suponer que algunos de estos instrumentos podían ser parte del cargamento de la expedición capitaneada por Cristóbal Colon en 1492. Al respecto, Adolfo Salazar, tratadista español sobre instrumentos de cuerdas indica: “El Cuatro llegó a Venezuela con los primeros conquistadores españoles” añade “Los aborígenes y esclavos, buscaban en ese instrumento que acompañaban con guaruras, pitos, tambores y maracas, momentos de esparcimiento y un aliciente para llevar menos pesada la existencia a la que estaban sometidos por los conquistadores”.

Vihuela de arco

El cuatro venezolano en su versión actual tiene la misma afinación que la vihuela de cuatro órdenes, con una única variante, que su afinación procede por intervalos de cuartas y un intervalo de tercera mayor al igual que la guitarra, el laúd y otros instrumentos de cuerdas pulsadas. Su afinación no es totalmente ascendente o descendente, algunas de las formas ascendentes más usadas son: la1, re2, fa#2 si2 y sol1, do2, mi2 la2. Battaglinni (2015), señala que coloquialmente la afinación se conoce como “cam-bur-pin-ton” hace quinientos años era “cam-bur-ton-pin”

Se puede decir que este instrumento conserva su timbre particular, la disposición del diapasón (sobrepunto) de las vihuelas, guitarras y laúdes y sus dimensiones, prevaleciendo la ejecución “golpeada”. Evolucionan los siguientes elementos: ha abandonado el uso de los órdenes dobles reemplazándolos por órdenes simples, sustituyendo los trastes de cuerdas por trastes de metal, al cuatro tradicional se han añadido cuatro trastes, más de diez que tenía la guitarra renacentista y la vihuela de mano y al cuatro de concierto de ejecución polifónica o mixta se han añadido siete trastes más, lo que implica que cuenta con diecisiete. Las maderas de preferencia para la elaboración del diapasón son el cedro y el pino, y la media tapa se construye con maderas preciosas para evitar que sean ralladas con el roce de las uñas.

Los orígenes y evolución del Cuatro venezolano, Patrimonio Cultural de la Nación a partir del 2013, motivan a que el Centro de la Diversidad Cultural de Venezuela en España, brazo cultural de la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela ante el Reino de España, instaure en el 2016 el Taller de Cuatro Venezolano en el marco del programa Sonidos de Venezuela. El propósito es promover y difundir la música tradicional a través de uno de sus exponentes más auténticos. En este sentido, la labor de la Misión Diplomática se ha enfocado a diseñar y ejecutar un programa pedagógico orientado al aprendizaje didáctico del instrumento y la variedad de géneros musicales en atención a una población heterogénea en lo que se refiere a sus nacionalidades e intereses musicales.

La sexta edición del taller es el resultado de una serie de ajustes en términos de cobertura y calidad que han impulsado a que se inicie una fase en la que llevaremos el cuatro venezolano a los colegios y centros culturales de Madrid. En este contexto, les invitamos a participar y apropiarse de un instrumento que desde sus orígenes muestra las raíces diversas e interculturales que enriquecen a la humanidad.


 

* La técnica de ejecución de los guitarritas del S.XVI es ejecutada posteriormente por los cuatristas venezolanos, siendo uno de los signos que evidencian la apropiación del instrumento por parte de la sociedad venezolana.

**En el desarrollo del lenguaje durante un tiempo no se establecieron distinciones morfológicas claras, llamándose de forma indistinta vihuela a la vihuela y la guitarra ya que ambas coexistían.

 

Fuentes y referencias

Atlas de las tradiciones venezolanas. (1998). C.A. Editora El Nacional y Fundación Bigott con la participación de Grial Eventos C.A. Páginas 158-159.

Battaglini Suniaga, Oscar. (2015). “El cuatro venezolano: continuidad y evolución con respecto a la guitarra renacentista”. Resonancias: Revista de investigación musical vol. 19, n°37, julio-noviembre 2015, pp. 89-111 / Artículos. Disponible: http://resonancias.uc.cl/es/N%C2%BA-37/el-cuatro-venezolano-continuidad-y-evolucion-con-respecto-a-la-guitarra-renacentista.html

El Cuatro Venezolano. Disponible: https://educacionmusicalvenezuela.blogspot.com/2006/05/lunes-27-de-febrero-de-2006-el-cuatro.html

Historia del cuatro. Disponible: http://www.charangos.com.ar/historia_cuatro.htm

 

 

 

 

 

 

Artículos relacionados