Vigencia del Pensamiento Mirandino

Publicado en julio 2016 en Reflexiones Etiquetas: #Francisco de Miranda , #Manuel Bazó
 
  No he existido para otra cosa
sino para la Libertad.
Francisco de Miranda
 
La América libre
debe un monumento,
eterno como los siglos
a don Francisco de Miranda,
Colón indígena,
descubridor en el mundo nuevo
de un mundo de libertad.
 
Eugenio Orrego Vicuña
 

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999, fundamenta su patrimonio moral y sus valores de libertad, igualdad, justicia, y paz internacional en la doctrina de Simón Bolívar, el Libertador.

¿Cuál es la doctrina del Libertador Simón Bolívar? En su esencia, es la misma que la de Francisco de Miranda, quien se ocupó de transmitírsela personalmente, primero en Londres, en 1810, y después a su regreso a Caracas. Simón Bolívar lo que hizo fue llevar a la práctica las ideas de Francisco de Miranda, hasta donde las circunstancias se lo permitieron. Paradójicamente, Miranda es un personaje enigmático y todavía poco conocido incluso por los venezolanos.

Haremos una breve semblanza de quién fue Miranda con un doble propósito: Rescatar a Miranda del olvido de La “Carraca Bicentenaria” a la que fue condenado por sus propios compatriotas, e impugnar la imagen de “soñador fracasado” e incluso la de “Precursor” atribuida a Francisco de Miranda, que todavía persiste en la interpretación historiográfica más difundida.

¿A qué se debe esa idea de Miranda como fracasado que ha permeado el inconsciente colectivo de los venezolanos, desde hace más de un siglo? Básicamente a la interpretación que muchos historiadores han hecho sobre los resultados de la Expedición naval de 1806 a bordo del Leander y, en parte, al famoso lienzo de Arturo Michelena, Miranda en La Carraca. Intentaremos demostrar que esa imagen de un Miranda derrotado y triste, sembrada en la memoria de varias generaciones de venezolanos, no es coherente con la vida de quien fuera primer paladín de la Libertad en el mundo entero durante la segunda mitad del siglo XVIII y primeros años del siglo XIX. Ni siquiera se corresponde con la actitud de su cautiverio final, en el que estuvo preparando su escape hasta el momento que lo sorprendió su extraña muerte. Respetando el hecho de que se Miranda en La Carraca es una obra maestra del arte academicista venezolano, esta imagen no se corresponde con quien tuvo una vida heroica plena de grandes logros y verdaderas hazañas militares, políticas y civiles.

¿Quién es Francisco de Miranda?

¿Quién es este enigmático personaje que parece sacado de una película de espionaje y superagentes secretos más que de la historia misma? ¿Quién es ese hombre acusado en su tiempo de contrabandista, espía, traidor, hereje, protestante, ateo, masón y hasta Don Juan; elevado después al rango de Generalísimo y conocido por la posteridad como el “Venezolano Universal” y “Precursor”?

¿Quién es ese hombre que pasó la mitad exacta de su vida preparándose para descubrir y asumir su misión: La Independencia y la Unidad Suramericana, y la otra mitad luchando incansablemente por alcanzarla?

¿Quién es ese hombre, único del que se tenga noticia, en haber participado en las tres grandes contiendas que cambiaron el orden mundial entre finales del siglo XVIII y principios del XIX? (La Independencia de los EE.UU, la Revolución Francesa y la Guerra de Independencia Suramericana)

¿Quién es ese hombre que compartió mesa y conversación con presidentes, monarcas, príncipes, nobles, artistas y filósofos? ¿Quién es ese hombre que recorrió más de 30 países y siendo el enemigo número uno del Reino de España burló su persecución y órdenes de captura durante tres décadas? ¿Quién es este hombre, que al borde de la tercera edad, cuando cualquier persona sensata estaría pensando en el descanso, decidió emprender el desafío más arriesgado que ningún americano se había planteado antes: Declararle la guerra a uno de los Imperios más poderosos de su época?

¿Quién es este hombre que comandó personalmente las primeras batallas de un proceso que acabó por arrebatarle a España un Continente?

Las mejores respuestas nos las dan sus propios contemporáneos, aquellos que lo conocieron personalmente:

 

Miranda estaba más enterado sobre cada campaña, sitio, batalla o escaramuza, que cualquier oficial de nuestro ejército o miembro de nuestras asambleas.

John Adams.

(2do. Presidente de los EE.UU)

 

El solo nombre de Miranda vale por todo un ejército; ¡su capacidad, su arrojo y su genio son garantía de nuestra victoria!

Jacques Pierre Brisoot

(Miembro de la Convención Nacional de Francia por los girondinos)

 

es un Quijote, con la diferencia de que no está loco; ¡ese hombre tiene fuego sagrado en las venas!

Napoleón Bonaparte


¡Miranda es un hombre que reúne eminentemente las cualidades constitutivas de un patriota celoso, de un General experto y de un profundo político!

Andrés Bello

 

Miranda es el más ilustre colombiano / el venezolano más universal

Simón Bolívar

 

Yo tuve trato con Miranda en los Estados Unidos y en Inglaterra, y siempre condenó el despotismo y siempre luchó por la sagrada causa de la libertad. ¡Un hombre así no puede traicionar a la Revolución!

Thomas Paine

 

(Político, escritor, filósofo y revolucionario estadounidense de origen inglés. Autor de “Los derechos del hombre”, alegato en defensa de la Revolución francesa)

 

Miranda es “el peregrino de la libertad”.

Claudio Chauveau-Lagarde

(Abogado francés defensor de Miranda entre 1794-1795)

 

Si el amor por la libertad fuese desterrado del resto del mundo,

el corazón de Miranda sería su último asilo.

Quatremère de Quincy

Relación de logros…

A todo lo dicho por sus contemporáneos, podemos agregar que Miranda fue pionero en defender la igualdad de la mujer y su derecho al voto. Fue un crítico acérrimo de las condiciones de las prisiones de su época, del hábito común de maltratar y torturar a los prisioneros y por las denuncias que realizara a su paso por Dinamarca, fue causante directo de una reforma al sistema penitenciario de ese país.

Miranda fue defensor del derecho de los pueblos a conservar su Patrimonio Artístico y Cultural en una época en la que era práctica común la apropiación de estos bienes culturales como “botín de guerra”. Miranda cuestiona a Napoleón por el despojo de los tesoros artísticos italianos.

En este punto vale la pena detenernos un instante porque si hablamos hoy de la vigencia del pensamiento de Francisco de Miranda, hay que decir que sus ideas humanistas siguen completamente vigentes en el mundo contemporáneo. No sólo en los países del mal llamado “tercer mundo” sino, sobre todo, en aquellas potencias que hablan de Derechos Humanos pero no los respetan. Recordemos que la tortura de prisioneros hoy es práctica legal de los Estados Unidos, que siguen existiendo prisiones vergonzosas como Guantánamo y que está demasiado fresco en el mundo el recuerdo de Abu Ghraib. Recordemos que a pesar del histórico reclamo de Grecia, Inglaterra todavía conserva en el museo Británico los mármoles saqueados al Partenón y gran cantidad de obras de arte heleno. Recordemos que muchos museos de Europa siguen exhibiendo con orgullo restos arqueológicos robados o contrabandeados desde sus lugares de origen. ¿Qué fue de los tesoros saqueados a la milenaria Bagdad tras la invasión liderada por los EE.UU desde el 2003 al 2011? Estos abusos imperiales son los mismos que Miranda denunciaba hace 200 años.

Para redondear este esbozo del primer líder de la Independencia de americana, y explicar por qué afirmamos por qué es un error percibir a Miranda como un hombre fracasado ni mucho menos derrotado, enumeramos algunos de los logros más importantes durante y después de su vida:

  • Miranda fue el primer americano en concebir la idea, diseñar un plan y actuar por la Independencia y Unidad Continental. Al respecto señala el historiador ecuatoriano Alfonso Rumazo: Miranda comenzó la prédica de la revolución; Miranda inició la guerra de la emancipación. Nadie podrá quitarle esos dos títulos, que no son los de un precursor, sino los de un realizador.

  • La hazaña más relevante y el momento más heroico de la vida de Miranda, paradójicamente, fue el más invisibilizado o mal interpretado por la mayoría de sus biógrafos y estudiosos: La Expedición Libertadora de 1806. Durante muchos años se impuso la creencia de que esta hazaña mirandina había sido un fracaso. Muy por el contrario, fue el punto que encendió la mecha de la Independencia Continental. Esta hazaña de 1806 causó gran admiración en los jóvenes revolucionarios de Venezuela y América Latina. Aunque no logró todos sus objetivos militares dejó un claro mensaje que llegó a todo el continente: Los imperios no son invencibles.

  • Su residencia en Londres funcionó como la primera embajada suramericana en el mundo por su intensa labor política, divulgativa y diplomática que realizó desde este lugar. Al respecto, dice el propio Miranda: Mi casa en esta ciudad es y será siempre el punto fijo para la Independencia y Libertades del Continente Colombiano1.

  • Aunque no pudo obtener el apoyo militar de las potencias que tanto anhelaba para la Guerra de Independencia Suramericana, no fue poco lo logrado por Miranda en Europa: Apoyo económico y protección de la Emperatriz Catalina, además del grado de coronel del ejército ruso; el reconocimiento mundial como héroe de la Revolución Francesa; el apoyo del Gobernador inglés de Trinidad para el desembarco en la Vela de Coro, nación que durante siete años le ofreció hospitalidad, seguridad, amistades y su única esposa de la que tuvo dos hijos nacidos en Londres: Leandro y Francisco.

  • Si tuviéramos que definir el pensamiento y la acción de Francisco de Miranda a partir de 1784, cuando comienza a configurar el proyecto al que dedicaría la mitad de su vida, diremos que es revolucionario, descolonizador, independentista, antiimperialista y unificador. Miranda es un ejemplo de aquellos hombres capaces de arriesgar y darlo todo por la causa de la Libertad. Un hombre que nunca fue doblegado y ni siquiera estando preso pudo ser derrotado.

  • Cuando muchos de sus compatriotas ya comenzaban a olvidarlo el poeta Andrés Bello le dedicó estos versos que sintetiza el mayor de sus triunfos:

tu espíritu no ha muerto, no; resuena

resuena aun el eco de aquel grito

con que a lidiar llamaste; la gran lidia

de que desarrollaste el estandarte,

triunfa ya, y en su triunfo tienes parte.

 

  • Por ser uno de los héroes de la Revolución Francesa su nombre está inscrito en el Arco del Triunfo y su retrato se encuentra en el Salón 1792 del Palacio de Versalles.
  • El archivo personal de Miranda, La Colombeia, compuesto por 63 tomos, fue inscrito en el año 2007 por la UNESCO dentro del programa Memoria del Mundo, “por su valor excepcional que debe ser preservado para beneficio de toda la humanidad.

Finalmente, basta agregar que ningún libertador de la historia logró algo grande con una sola batalla. La Independencia de América fue el resultado de la suma de los esfuerzos de muchos hombres y muchas batallas que se libraron por más de dos décadas hasta alcanzar la gloria de culminar parte del sueño mirandino, que en 1824 le correspondió a Antonio José de Sucre en Ayacucho.

Sólo me resta citar a vuestro compatriota gaditano David Navarro: Francisco de Miranda es una de las figuras más relevantes de la historia universal.

Terminamos con una “profecía” del propio Francisco de Miranda sobre la Patria. Entiendo que en España para mucha gente el término “patria” podría tener una connotación negativa debido a la historia reciente y a su historia antigua. Pero quisiera poder transmitirles la visión Mirandina porque fue el primero en hablarlos de la palabra Patria de una forma muy sencilla y profunda:

Tendremos una Patria que aprecie y recompense nuestros servicios. ¡Una Patria! ¡Ah!, esta voz no será más una voz sin significado en nuestra lengua. Ella animará nuestros corazones de aquel entusiasmo divino con que animó tantos pueblos célebres antiguos y modernos. Por ella el vivir es agradable y el morir glorioso.

Ponencia de Manuel Bazó. Director de La Fundación Generalísimo Francisco de Miranda

19 de Noviembre de 2015

BIBLIOGRAFÍA:

Bohórquez, Carmen (2006). Francisco de Miranda, precursor de las independencias de la América Latina. Caracas: El perro y la rana.

Miranda, Francisco de (1992).Documentos fundamentales. Biblioteca Ayacucho: Caracas.

Parra-Pérez, Caracciolo (1966) Miranda y la Revolución Francesa. Caracas, Banco del Caribe

Picón-Salas, Mariano (1993). Miranda. Caracas: Monte Ávila Editores.

Quatremère de Quincy, Antoine (1998) Cartas a Miranda. Caracas, Instituto del Patrimonio Cultural.

Rumazo González, Alfonso (2006) Francisco de Miranda. Protolíder de la Independencia Americana. Caracas, Monte Ávila Editores Latinoamericana, C.A.

Colombeia digital, Archivo de Francisco de Miranda (www.franciscodemiranda.org)

Colombeia (1997) Caracas. Ediciones de la Presidencia de la República.

1 Colombia fue el nombre dado por Miranda a su proyecto de gran nación suramericana que iba desde México hasta la Patagonia. No debe confundirse con el término “Colombeia” palabra también inventada por Miranda para denominar a su archivo personal de 63 tomos.

 

  


 

 
 

Artículos relacionados