Alirio Díaz fue recordado en Madrid

Etiquetas: #Alirio Díaz , #Giuliano Balestra , #Daekun Jang , #José Luis Rodrigo

 

Bajo los acordes de la guitarra clásica, el pasado 18 de abril, fue homenajeado en España el reconocido músico venezolano Alirio Díaz, quien en vida enalteció el nombre de Venezuela, en la sala Manuel de Falla del Real Conservatorio de Música de Madrid (RCSMM). La actividad contó con la presencia de Mario Isea Bohórquez, embajador de la República Bolivariana de Venezuela.

El musicólogo Javier Suárez Pajares y los maestros Giuliano Balestra, Daekun Jang y José Luis Rodrigo recordaron una serie de obras emblemáticas, como las compuestas por Antonio Lauro, que fueron dadas a conocer por el desaparecido músico gracias a su gran versatilidad y pasión para tocar el instrumento.

El repertorio venezolano estuvo a cargo del coreano Daekun Jang, director de programación cultural del gobierno provincial de Kyunggido. Interpretó 'Cántico', 'Aire venezolano' y 'Galerón' del compositor venezolano Vicente Emilio Sojo con arreglos del mismo Díaz, 'Mallorca Op. 202 de Isaac Albéniz y 'Rondeña' de Regino Saínz de la Maza. El italiano Guiliano Balestra mostró todo su talento a través de 'Evocación' y la suite 'Don Chisciotte' (Elegía, Torneo, Canción Dulcinea y Folías), composiciones de su autoría y que sirvieron para honrar al venezolano.

El cierre corrió por cuenta del español José Luis Rodrigo. Tocó temas como 'Homenaje pour le tombeau de Claude Debussy' del gaditano Manuel de Falla, el tercero de los nombres que conforman la gran trilogía de la música española; 'Garrotín' y 'Soleares' de Joaquín Turina, e 'Invocación' y 'Danza' de Joaquín Rodrigo, pieza que fue rescatada por Díaz y toda una hazaña interpretarla.

Esta gala se realizó como antesala al Concurso Internacional de Guitarra ‘Fernando Sor’, fundado en Roma en 1972 por el maestro Balestra –catedrático del Conservatorio di Musica Santa Cecilia de Roma– y uno de los más prestigiosos y longevos concursos de guitarra de todo el mundo. En 2017 la contienda musical trasladó su sede a la ciudad de Madrid por primera vez en su historia.

El guitarrista Alirio Díaz fue alumno de la RCSMM, además de miembro del jurado del Concurso.

Virtuosismo de un grande

Alirio Díaz fue uno de los más importantes guitarristas de Venezuela. Reconocido a nivel mundial como 'la guitarra clásica del siglo XX y las primeras décadas del XX', se encargó de llevar en alto el nombre de Venezuela a través de la ejecución de temas del pentagrama musical venezolano.

Hijo de campesinos y un talento innato para la música, nació en La Candelaria, una humilde aldea del estado Lara (Venezuela), un 12 de noviembre de 1923. Desde muy niño afloró su vocación musical, realizando sus primeras incursiones en el cuatro, el canto y posteriormente aprendió guitarra y mandolina.

A los dieciséis años se trasladó a Carora, donde conoció al luchador social y periodista Cecilio Zubillaga Perera, quien lo alentó a seguir el camino musical. Tres años más tarde se dirigió a la ciudad de Trujillo, donde cursó formalmente estudios de música: teoría, solfeo, saxofón y clarinete, bajo la dirección el maestro Laudelino Mejías, costeando sus actividades con una variedad de oficios.

En 1945, llegó a Caracas y con ello se formalizó su carrera. Ingresó a la Escuela Superior de Música “José Angel Lamas” y recibió la influencia de maestros como Juan Bautista Plaza, Vicente Emilio Sojo, entre otros. También formó parte de la Banda Marcial Caracas, del maestro Pedro Elías Gutiérrez, y en la fila de tenores del Orfeón Lamas, con el maestro Sojo, etc.

En la década de los años '50, Alirio Díaz se dio a conocer mediante recitales tanto en emisoras radiales como en locales privados y públicos, interpretando lo mejor de su repertorio, e incluyendo obras de los más notables maestros venezolanos como Borges, Sojo y Lauro.

Europa

En Madrid e Italia, ingresó al Conservatorio de Música y Declamación (acogido por el compositor y guitarrista Regino Sainz de la Maza) y la  Academia Chigiana (donde asistió a los cursos de Andrés Segovia, instituto donde llegó a ser su asistente y sustituto). Realizó presentaciones en importantes centros como el Ateneo de Madrid, Teatro Español, Palau de la Música de Barcelona, entre otros. También viajó por por varios países del mundo como solista o de acompañante de grupos sinfónicos bajo la dirección de reconocidos directores, como Celibidache, Stokowsky, Estévez, Kostelanez y Frubek.

En 1974 se creó el Concurso Internacional de Guitarra Alirio Díaz, para rendir homenaje al virtuosismo de este larense; festival que se ha mantenido hasta el día de hoy.

Díaz falleció a la edad de 92 años de edad en Roma, Italia, su segunda patria, donde vivió su últimos años junto a su familia.

 

Artículos relacionados